ROI

ROI


Roi es tan grande como tímido: a este obediente grandullón de 55 kilos le encantan las caricias, pero tiene miedo y necesita una familia que le enseñe a confiar de nuevo. Tiene unos tres años, ya está esterilizado y lleva un año en la perrera: ¡necesita un hogar!